SP

Bélgica toma control de mezquita saudí por exportar el wahabismo

“La concesión termina de inmediato (…) para poner fin a la interferencia extranjera en la forma en que se enseña el Islam en Bélgica”, anunció el Gobierno belga en un comunicado, en el que asegura que su decisión puso fin al inusual uso de la Gran Mezquita durante los últimos 99 años por parte de Riad.

El texto indica que los temores sobre esta mezquita, situada cerca de la sede de la Unión Europea (UE) en Bruselas, se generaron cuando informes revelaron que los terroristas extremistas que acabaron con la vida de 130 personas en un sangriento atentado en París (2015) y otras 32 en Bruselas (2016), planearon sus ataques en la capital belga, según informa la agencia de noticias británica Reuters.

Este anuncio es la primera confirmación oficial por parte del país europeo de la medida, sobre la cuál llevan trabajando meses los diplomáticos belgas de manera no pública para evitar cualquier encontronazo, tensión o roce con Arabia Saudí.

“De esta manera estamos abordando influencias extremistas violentas y salafistas”, escribió el mismo viernes el ministro del Interior belga, Jan Jambon.

“A partir de ahora, la mezquita tendrá que establecer una relación duradera con las autoridades belgas, respetando las leyes y las tradiciones de nuestro país, que transmiten una visión tolerante del Islam”, comunicó por su parte el ministro belga de Justicia, Koen Geens.

Diversos informes han reflejado cómo Arabia Saudí ‘exporta’ la ideología wahabí, muy similar a la del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), a diversos países del mundo y de distintas formas.

Bélgica arrendó el edificio a Arabia Saudí en 1969, proporcionando a los predicadores respaldados por los saudíes acceso a una creciente comunidad de inmigrantes musulmanes, en su mayoría procedentes de Marruecos y Turquía, a cambio de una serie de acuerdos para conseguir petróleo más barato para su industria.

Según las autoridades, Bélgica tiene la mayor cantidad de extremistas que abandonan el país y se unen a grupos terroristas en Siria e Irak en proporción a su población.

Bélgica expresó su profunda preocupación por la propagación del wahabismo en todo el país y el resto de Europa, gracias a la gran inversión realizada por Arabia Saudí.

Facebook Comments
الوسوم